Teocentrismo en la Edad Media – ¿Qué era? ¿Cómo era?

Dios cristiano como centro del mundo medieval

Cuando hablamos de las características de la Edad Media, es común que nos encontremos con el termino teocentrismo por doquier. Tanto en las relaciones personales, el arte, la educación, la política… En fin, este término lo encontramos en todas partes, por lo que comprender este aspecto de la cultura medieval es importantísimo.

A continuación, te explicaremos de la forma más simplificada posible, este elemento que controló todo durante los 1000 años que duró la Edad Media.

¿Qué es el teocentrismo?

Teocentrismo medieval
El papel de Dios en la Edad Media

Explicado simplemente, el teocentrismo no es más que una forma de pensamiento, donde Dios es el centro de absolutamente todo. Este tipo de pensamiento busca que todas las acciones de la vida carnal, se enfoquen en lograr una vida espiritual después de muertos.

Esta forma de pensamiento consiste en involucrar la creencia religiosa en todas las actividades humanas, por ejemplo:

  • Economía: Dios desea que sean humildes y que se despojen de las riquezas
  • Política: La iglesia que representa las leyes de dios debería decidir qué hacer
  • Estudios: Cualquier cosa que contradiga o desafié las ideas de Dios está mal
  • Arte: La iglesia debe financiar obras de arte, como una biblia para iletrados
  • Literatura: Las historias deben contar las aventuras de los personajes religiosos

Por supuesto que esto es solo la exposición de un pensamiento teocentrista, a modo de ilustración de la idea. Este ejemplo no representa un evento particular (Aunque no se aleja demasiado de la realidad).

Teocentrismo en la Edad Media

Durante todo el desarrollo de la Edad Media, este fue el pensamiento predominante. Los que trajo consigo no pocas consecuencias, sobre todo a escala de la razón científica. En este periodo, Dios lo explicaba todo y lo que no, no era necesario indagarlo.

El pensamiento religioso motivó guerras, destrono y coronó reyes cristianos, despojó y regaló tierras y movilizo los cambios culturales más destacables de la sociedad. En cada una de ellas se cumplía un rígido esquema impuesto por los reyes católicos, quienes solían desalentar la mayoría de las corrientes intelectuales que intentaban surgir.

El teocentrismo en la Edad Media o el medievo jugó un papel importante en el desarrollo de teorías económicas, políticas y filosóficas, donde se consideró siempre primero a Dios como un factor decisivo, ante las consideraciones de lo bueno, lo permitido y lo malo. Convirtiendo casi todo al rededor del hombre en efecto secundario de la voluntad divina.

Hay quienes consideran que el pensamiento teológico desmedido fue una de las principales causas del Oscurantismo medieval pero… ¿lo fue?

Descubralo usted mismo justo ¡Aquí!

Características del teocentrismo

Las características principales del teocentrismo son:

Importancia de Dios en la Edad Media
Imagen del Dios creador
  1. Dios es el centro de todo el universo
  2. Las leyes de Dios no se pueden refutar sin importar las pruebas
  3. Todas las leyes nacen de las santas escrituras
  4. Los líderes religiosos, dominan otras áreas como la política y demás
  5. Se aceptaba la persecución y castigo de quienes expresaran públicamente ideas contrarias a la teología
  6. Existía una autoridad superior de la iglesia sobre todo lo demás
  7. Bajo nivel de tolerancia a las creencias ajenas a los textos sagrados

Principalmente, esto es lo que se puede decir que caracteriza a las comunidades teocentrista. Aunque en la actualidad son muy pocas las que quedan de este tipo.

¡Si te ha gustado comparte y conoce más de la cultura medieval con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *