Mitología Medieval: Características y Criaturas mitológicas medievales

Mitología medieval

Cuando pensamos en la mitología medieval, suele venir a nuestra mente cientos de imágenes sobre brujas, magos, arqueros, soldados, guerreros e inclusive criaturas como dragones y trols salidos de los bosques. Todas estas son características de las creencias y costumbres populares de esta época.

La mitología medieval es el conjunto de historias, mitos y leyendas de carácter fantasioso que rodeaban, para entonces, a los pueblos medievales de occidente antes de ser convertidos al cristianismo. De origen principalmente Germano, tiene una gran influencia Celta en sus orígenes.

Orígenes y expansión

La mitología medieval nace de la denominada mitología germana, específicamente la practicada y difundida por los pueblos barbaros arraigados en Alemania e Inglaterra principalmente, con características muy similares.

Cabe destacar que, este grupo y sus creencias, fueron los más resistentes al abandono de sus practicas religiosas ante la conversión cristiana, lo que desataría con frecuencia conflictos armados. Pese a esto, gran parte de sus mitos y creencias prevalecieron, camufladas entre la literatura y adaptadas a la nueva fe predominante.

Gran parte de las historias de carácter fantástico inspiradas en la Edad Media, provienen de las tradiciones germanas y celtas que componen la mitología medieval. Aunque durante el medievo se expandieron gracias a la figura del Bardo o Trovador errante, que viajaba entre feudo contando estas historias, que escuchaba en sus viajes.

Características de la mitología medieval

Existen elementos que caracterizar fielmente a la mitología medieval, que podemos encontrar entre las creencias populares, las historias y sobre todo la literatura. Entre ellos destacan las criaturas fantásticas relacionadas con el bosque y las cuevas: Dragones, trols, elfos, duendes, enanos y trasgos.

También nos encontramos con los héroes caballerescos, en el contexto de la expansión de la caballería. Estos héroes tenían nobles objetivos y vivían una epopeya, por lo general romántica con final dramático. Las leyendas del Rey Arturo son el eje principal de estas historias que, a pesar de ser un mito, eran aceptadas muchas veces como reales, o al menos partes de ella.

Los magos y las brujas medievales son otra característica fundamental de la mitología medieval. Quienes representaban la faceta más vivida de la mitología, estas figuras fueron caracterizadas en muchas figuras paganas de la época y fueron silenciados y perseguidos con más fuerza durante la Baja Edad Media.

La mayor parte de la mitología medieval caracterizaba objetos cotidianos y los dotaban de cualidades humanas. Calderos que hablan, humanos con poderes, y criaturas de similitud humana que representaban al mal y que daban recompensas a quienes las capturaban y asesinaban.

Figuras representativas de la mitología medieval

Muchas de las figuras mitológicas medievales sobreviven hoy día como parte del folclore moderno en Europa y gran parte de occidente. Estas figuras encajan en tres categorías: Los ciclos de caballería, las criaturas del bosque y los magos (y brujas).

El Rey Arturo y la Mesa Redonda:

Gran parte de la mitología medieval depende del Rey Arturo y los elementos que componen a sus historias: Merlín, La Excalibur, Los Caballeros del rey, La Mesa Redonda y la búsqueda del Santo Grial.

Las historias y mitos de Arturo antes de su coronación, Merlín el mago y su tiempo como consejero del rey y las vivencias de los caballeros en busca de la gloria del impero luego de la partida del rey. Impactaron tanto la época medieval que, con el tiempo, se solían confundir la realidad y los mitos en ellas.

La caballería andante era un elemento fundamental en la cultura medieval y, por ende, eran el elemento principal. Los Santos caballeros reales y religiosos, extinguiendo el mal del mundo, eran con frecuencia referidos en la literatura y creencia popular medieval.

Cuando hablamos de que las historias de Arturo eran sumamente importantes, nos referimos a que este personaje fue de cierta forma diosificado. Existían ofrendas y rituales en su nombre en un mundo donde la superstición se puede considerar en si misma una actitud religiosa.

Criaturas y seres mitológicos medievales:

Como ya se mencionó, la mitología medieval estaba rodeada de criaturas (Buenas y malas) que en repetidas ocasiones interactuaban con las personas que abandonaban las ciudades y poblados. Se creía que los caballeros se topaban con ellas a menudo en sus viajes:

Dragones:

¿Quién no ha escuchado las historias de caballeros, princesas y dragones? Aunque estas criaturas de características reptiles existen en prácticamente todas las mitologías, fueron muy importantes en la mitología medieval. A veces, pueblos pequeños eran arrasados y quemados enteros y aunque esto era resultado de saqueadores y maleantes, la gente llegó a culpar a estas criaturas.

Los Dragones se les conocía como bestias de gran poder, adictas al oro y sumamente territoriales que vivían en zonas montañosas y bosques profundos, y devoraban por completo a los pobres que intentaban robar sus tesoros. Cuentan las leyendas medievales que solo los caballeros más fuertes y santos eran capaces de matar a una de estas criaturas.

Los Elfos:

Los Elfos son una de las criaturas medievales más icónicas de esta categoría. Criaturas de piel blanca como la nieve que vivían en los bosques, aislados del mundo, estos cuidadores de la naturaleza tenían una personalidad benévola.

Enanos:

Esta raza de pequeñas y fuertes criaturas se creía vivían en las profundidades de la tierra, trabajando la herrería y la forja de tesoros. De carácter agresivo y libidinoso, se decía que estas criaturas dotan de riquezas y tesoros a aquellos con la suficiente inteligencia para encontrarlos.

Los espíritus elementales:

Por lo general representados como Hadas, ninfas o hombre muy viejos y sabios, los espíritus eran un elemento común en la mitología celta. Mujeres en el bosque que cuidaban fielmente a las plantas, hermosas criaturas que vivían alrededor de los lagos y humanos hechos de árboles eran representaciones comunes. El fuego y el Aire eran elementos más agresivos asociados a las facetas vengativas de la naturaleza.

Trols, Ogros y Orcos:

Gigantes criaturas de baja inteligencia que vivían en hordas, se les conoce por la guerra y su constante estado de violencia. Eran generalmente encontrados en la literatura combatiendo con los caballeros, representaban la figura del mal en el mundo medieval.

Los Magos:

Los magos representaban la contraparte mitológica de los alquimistas y sabios, personajes dedicados a la búsqueda del conocimiento oculto, utilizando símbolos a los que se les atribuían capacidades misteriosas. Los magos pueden que sean la figura mitológica más “real” de la época.

Los verdaderos magos existieron durante la Edad Media, ya que hacían referencia a los sacerdotes persas. Estos magos, eran los encargados de los rituales sagrados y el arte funerario. Con el tiempo, la evolución de los magos los llevaría a convertirse en expertos de todo tipo de artes, como la adivinación y la astrología.

Los magos, se mitificaron como personajes ancianos y de un amplio conocimiento, el dominio de los elementos y de conjuros capaces de otorgar una vida prolongada y de quitarla. Con el tiempo, estos sacerdotes y sus practica fueron perseguidos y desaparecidos del panorama medieval. Aunque en menor medida que a las brujas.

Las brujas medievales:

Las brujas en el medievo, por otro lado, se llevaron lo peor de la mitología medieval y la persecución eclesiástica. Estas importantes figuras medievales, relacionaban a mujeres que vivían al margen de la sociedad medieval. Por lo general, ocultas en el bosque, eran expertas en la medicina natural y reconocidas como parteras y practicantes de las tradiciones antiguas.

Con el tiempo, la iglesia católica las haría responsable de las calamidades y enfermedades de la época, por lo que la práctica de la “brujería” quedaría prohibida. Según la mitología medieval, estas mujeres recibían poderes especiales gracias a su participación en aquelarres o rituales satánicos. Se creían de grandes dotes alquímicos y adivinatorios, prácticas que eran condenadas.

¿Quieres saber más sobre las brujas en la edad media? Su persecución, cómo y por qué las mataban. Esto y mucho más en nuestro artículo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *