La Orden de Calatrava

Calatrava Orden Militar

La Orden de Calatrava es una de las órdenes militares españolas más antiguas que existen. Al igual que sus hermanas, nacen un el fragor de las batallas entre la cristiandad y los árabes en la edad media. Batalla que por supuesto tuvo gran renombre en la península ibérica.

Entre las órdenes militares hispanas más numerosas y que aún se encuentra vigente hoy día, aunque con fines más honoríficos que bélicos. En defensa de la fe cristiana la existencia de esta orden militar de monjes/caballeros jugaría un antes y un después en la historia de la cruz (iglesia).

Origen

Escudo de la Orden de Calatrava
Emblema de la Orden de Calatrava

La Orden de Calatrava nace con el fin de defender el castillo del mismo nombre, Calatrava. Alrededor de 1147, Alfonso VII siendo rey logra arrebatares la villa de Calatrava a los árabes, lo que llegó a ser una victoria importante, considerando su cercanía con uno de los accesos a la Ciudad Real.

Al ser un punto estratégico tan importante El Emperador (Alfonso VII), le encomienda su defensa a La Orden del Temple en el año 1150, pero estos la regresaron a la corona 10 año después. La razón de esto fue que el frente islámico tomó disposición férrea en recuperar la plaza y la presión hizo ceder a los templarios.

Fue decisión entonces del sucesor de la corona, Sancho III, ofrecer Calatrava a quien fuera que pudiera defenderla, desesperado por no perder tan importante avanzada de Toledo. Fue entonces cuando respondiera al llamado Raimundo, abad del monasterio cisterciense de Fitero y Diego Velázquez un monje con ascendencia guerrera.

Estos por orden real, reciben Calatrava el 1 de enero de 1158, logrando juntar un ejército de más de 20.000 guerreros contra los que irónicamente los musulmanes decidieron no combatir.

Al poco tiempo, los caballeros al vivir bajo las normas de un abad del Císter y codo a codo con monjes, decidieron elegir a un Maestre de la Orden y poco tiempo después serían conocidos como la Orden de Calatrava.

Con el tiempo, las victorias llevarían a esta orden a ostentar un poder militar, político y religioso avasallante. Con propiedades a lo largo de la frontera de Aragón y Castilla, sin mencionar su autonomía que tantos problemas les traería con la corona.

Castillo de la orden de Calatrava

La historia de los castillos de Calatrava son lo que le dan razón de ser a esta Orden militar tan importante. Se pueden distinguir principalmente dos, Calatrava la vieja y Calatrava la Nueva.

Calatrava la vieja

Calatrava la vieja
Calatrava la vieja

Calatrava la vieja fue el castillo entregado a los templarios, el que dio origen a la orden como bien se explicó antes. Quienes, a causa del empuje de los musulmanes, de forma constante y decidida, decidieron abandonarlo.

Es cuando se ve ocupada por los monjes y caballeros quienes serían entonces conocidos luego, como la Orden de Calatrava, la primera orden hispánica.

La ubicación de este castillo los hacia un muro cristiano, contra la incesante oleada musulmán, implacable e indetenible.

Lamentablemente, una enorme derrota castellana en Alarcos obligó a los Calatravos a abandonar y buscar nuevo asentamiento.

Calatrava la Nueva

Calatrava la nueva
Calatrava la nueva

Luego de la batalla de las Navas de Tolosa, donde los fieles a la cruz de Aragón, Castilla y Navarra lograran la más grande victoria de la reconquista. El Rey entonces Alfonso VIII, les entrega como agradecimiento el Castillo de Dueñas.

Este castillo fue fortificado, mejorado y condicionado para los calatravos y se convertiría en Calatrava la nueva, sede de la orden desde 1217 hasta entrado pleno siglo XIX.

Caballeros de la Orden de Calatrava

Caballero de lo Orden de Calatrava
Caballero de Calatrava

Los Caballeros de la Orden de Calatrava tenían muchas peculiaridades, todas ligadas a sus orígenes. Por ejemplo, se podía notar a diferencia de muchas otras órdenes religiosas la fuerte presencia monasterial en la orden. Debido por su puesto al entrenamiento de los monjes de Císter.

Los caballeros de la Orden de Calatrava se caracterizaban por tener un aspecto sumamente imponente, rebelde y austero que otros caballeros. De una fe enmarcada y de menor protocolo para unirse, primeramente.

Los caballeros de la Orden de Calatrava debían voto de castidad, pobreza y obediencia como los monjes, además de estar apegados a normas que fueron en primera instancia creadas para ellos.

La Orden en la actualidad

La Orden de Calatrava hoy día tiene una mención mucho más honorifica que militar. Se apega enormemente a las enseñanzas de la iglesia y defiende a la fe cristiana. Participa en ceremonias católicas a lo largo de España y responde al consejo de ordenes religiosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *