Godofredo de Bouillón – El Guardián del Santo Sepulcro

Godofredo de Bouillón - El Guardián del Santo Sepulcro

Godofredo de Bouillón es un caballero medieval, históricamente reconocido por ser combatiente en la primera cruzada y posteriormente uno de los emperadores de Jerusalén. Aunque este nunca aceptó el título de emperador y se hizo llamar abogado de Jerusalén.

Su liderazgo en combate y sus hazañas defendiendo la tierra que para los cristianos era sagrada, lo hicieron ser reconocido durante generaciones y pasar a la historia. Conoce más de este increíble caballero, en un pequeño viaje por la historia medieval.

Orígenes

Antes de ser el gran guerrero militar que la historia recuerda, Godofredo de Bouillón nace Ida de Lorena y Eustaquio II de Boulogne en una localidad al norte de Francia, en 1060. Creció con un fuerte vínculo religioso y gran abnegación cristiana.

A la Edad de 16 años, se le es entregado en herencia la antigua región de Baja Lorena. Pero al ser entregada a manos de su tío, es el Rey Enrique IV quien decide quedarse a cargo de la tierra, al no haber heredero directo.

Para entonces se le entrega únicamente el Feudo de Baja Lorena. Acumuló victorias al lado de Enrique y participó en el asedio a Roma. Por su valentía y astucia, se le regresan las tierras originalmente heredades y se titula Duque de Baja Lorena.

Godofredo como el primer cruzado

Una vez que la iglesia realiza el llamado a las armas de los discípulos, para recuperar las tierras sagradas, Godofredo de Bouillón vendió todas sus propiedades para aprovisionar a un ejército de 40.000 hombres. Una vez que consiguió esto, fue el primero el llegar a Constantinopla, a donde llegaron luego el resto de ejércitos cruzados.

Dirigió el contingente militar cruzado más grande, al menos antes de la primera división del gran ejército. Se unió a los contingentes que iban rumbo a Jerusalén, tiempo después de la conquista de Antioquia. El 15 de Julio de 1099 fue el primero en entrar en la ciudad de Jerusalén. Poco tiempo después es condecorado como el gobernante.

Lamentablemente a causa de la toma de la ciudad, se vio como consecuencia una de las masacres religiosas más grandes que vio la Edad Media.

Como la recién conquistada Jerusalén era considerada la cuidad de Dios, Godofredo no quiso ser el Rey de la cuidad. Por eso se condecora como El Defensor del Santo Sepulcro.

El Defensor del Santo Sepulcro

A pesar de que como Defensor del Santo Sepulcro consiguió gran fama y estableció gran mando político, tanto en la nueva Jerusalén como en las pequeñas regiones cercanas, sus dominios sobre la ciudad no serían eterno. Antes de lo que se planeaba, Godofredo de Bouillón muere un año después.

Como el primer gobernante cristiano de la ciudad de Jerusalén durante la plena Edad Media., consiguió ser transformando en toda una leyenda. Se hizo protagonista de dos grandes canciones de gesta, de una importancia considerable dentro de la enriquecida cultura caballeresca de la época.

Curiosamente, este caballero medieval es reflejado en una de las obras medievales más importantes. La Divina Comedia de Dante, lo refleja dentro del cielo. Junto con muchos de los guerreros considerados sanos de la época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *