El matrimonio en la Edad Media

Matrimonio medieval

El matrimonio, la unión sagrada entre dos seres humanos por el resto de sus vidas, ante los ojos de la ley y de la divinidad, se tiene la certeza de que es un acto de amor libre y compromiso, pero… ¿Era el matrimonio en la Edad Media una demostración libre de amor?

La verdad es que no lo era, o al menos no durante muchos siglos.

Rodeado de uniones preparadas, un machismo fuertemente marcado, intereses personales y nobiliarios de promedio, sumados a los perdurables factores sociales, que el matrimonio fuera sinónimo de amor y libertad era un imposible.

Matrimonio en el medioevo

El matrimonio en el medioevo sufre una evolución a partir del siglo XII donde la iglesia interviene estrictamente con la idea del matrimonio y los rituales que los acompañan, pero realmente esto no fue así durante toda la Edad Medieval.

Matrimonio en la Edad Media Alta

Curiosamente son pocas las referencias al matrimonio en edades previas a los 1200, esto debido a que la unión matrimonial en sí es una característica de cristianismo, pero lógicamente antes de esto ya los humano se juntaban en santa unión según su cultura.

El romano, por ejemplo, era sumamente protocolar, las bodas representaban la unión de dos familias más que la de dos personas, por lo que era un evento importante de estatus y nunca tomado a la ligera, la opinión familiar era clave y parecía más un contrato que un acto de amor.

A diferencia de las culturas germánicas y árabes, por ejemplo, para los cuales el cortejo de un hombre hacia la mujer era una pieza importante, a pesar de que “los planes de boda” se hacían entre el hombre y el padre de la novia.

En línea general las uniones matrimoniales eran sumamente simbólicas, no requerían de la presencia de un emisario, pastor o sacerdote. Se tienen registros de uniones realizadas en secreto que tenían validez social, al igual que las realizadas con ceremonia religiosa.

Matrimonio en la Edad Media Baja

La esposa en la edad media
La mujer en los matrimonios medievales

El matrimonio en la Edad Media Baja tuvo un cambio radical, a medida que el cristianismo se extendía por el mundo, la iglesia jugaba un papel cada vez más activo, como a finales de 1215 cuando IV Concilio de Letrán, estableció que todos los matrimonios tenían que tener un representante de la iglesia.

El matrimonio fue cambiando poco a poco a medida que más religiones eran absorbidas para facilitar la conversión, pero muchas cosas no cambiaron para la mujer.

Predominantemente romana, las bodas se planificaban en las clases altas incluso antes de que los involucrados nacieran, ya destinados a unir a sus familias en acuerdos económicos y sociales. El futuro esposo debía pagar al padre de la mujer una “dote” tal cual como si comprar un objeto de valor, pudiendo pagar con castillos, oro, esclavos o tierras.

Una vez que se llegaba a un acuerdo, se podía crear un contrato firmado y la esposa pasaba a cuidados de su marido si esta tenia la mayoría de edad. Hay registros de niñas de 5 años que dedicaron su niñez a aprender el idioma y costumbres de su marido extranjero, ya que se trataba del poder que pudieran conseguir y no de dónde fuera el esposo.

Los matrimonios en la edad media casi no tomaban en cuenta a la mujer, la cual era tratada como una posesión del hombre dominante, primero su padre y luego su esposo. Tal fue el caso que incluso legalmente la mujer no poseía independencia, pasando su patria potestad del padre al marido en el momento que la joven se casaba.

¿A qué edad se casaban en la Edad Media?

Una vez que las niñas llegaban a los 12 años de edad ya podían comenzar a vivir con sus esposos, donde este le solía dar un regalo a cambio de su virginidad. Aunque se sabe que las niñas podían estar casadas inclusive desde los 6 u 8 años, sin tener relaciones hasta madurar.

Los varones en cambio, se consideraban maduros para casarse a partir de los 14 años, donde iniciaban su entrenamiento como guerreros. Naturalmente en esta época, donde la esperanza de vida era tan poca , se tenia interés de que las actividades de reproducción iniciaran cuanto antes.

Curiosidades sobre el matrimonio en la Edad Media

Muchas cosas te pueden sorprender de los matrimonios en la Edad Media, entre muchas curiosidades que posiblemente no sepas tenemos que:

  • Las jóvenes obtenían la mayoría de edad y se iniciaban sexualmente con sus esposos a los 12 años de edad
  • Si una mujer no podía dar a luz en los primeros años de la unión se podía disolver el matrimonio
  • Se llegaron a separar uniones si el hombre llegaba a ser “sexualmente incapaz” para consumar el acto
  • Las fiestas de boda se realizaban por separado y a veces los esposos se encontraban a finales de la celebración
  • Se podían dar matrimonios a escondidas de los padres, bastaba con un testigo y en ese caso el padre “seguía siendo dueño” de la mujer, aunque ésta tuviera esposo
  • Llegar a faltar a una promesa de matrimonio podía llegar a costar fortunas inimaginables, ya que las familias al pactar los acuerdos nupciales, lo hacían por escrito y con cláusulas de incumplimiento
  • Por lo general los pobres si se casaban por amor y raras veces se acordaban sus matrimonios
  • En la clase alta, una boda era momento de mostrar el poderío de las familias, momento en el que los invitados competían por traer regalos más costosos que los demás
  • Las celebraciones matrimoniales de las clases altas solían durar días

 

Definitivamente una época gris para las mujeres, quienes no gozaban de ningún tipo de opción más que los antiguos monasterios o los matrimonios forzados aun siendo niñas.

Si te ha interesado nuestro articulo ¡Coméntalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *