Caballería Medieval

Historia u origen de la caballería medieval

Entre los elementos que causaron más impacto en la Edad Media, sin duda nos encontramos con la caballería medieval. Guerreros formidables y por lo general de aspecto imponente, montados en poderosos caballos. Llegado el tiempo, formaron parte de leyendas que perduran incluso hoy día.

Aunque desde la época antigua se escuchaba sobre la caballería y guerreros germánicos y romanos montados en poderosos caballos, no fue hasta mediados de la edad media donde alrededor de toda Europa los movimientos montados comenzaron su auge.

La caballería medieval llego a ser tan importantes antaño, que se crearon ejércitos enteros de caballeros. Por lo general organizados en órdenes militares bajo el mando de la iglesia y los señoríos nobles. Reinos enteros se formaron y desaparecieron gracias a los caballeros medievales.

Historia de la Caballería

Origen de la caballería medieval

El origen de la caballería medieval es de lo más interesante que nos podemos encontrar en las historias del medievo. Para hablar de los inicios de esta importantísima institución militar debemos irnos a Francia. Específicamente durante descomposición del imperio carolingio (A finales de siglo X).

Lo que sucedía entonces era que los guerreros a caballo eran mucho más eficaces en combate que las infanterías a pie comunes, con el tiempo, esto se tradujo a que pequeños ejércitos montados fueran acumulando victorias y riquezas cada vez mayores.

Claro que para mantener caballos de guerra, armaduras y armamento del que usaban ellos, se requería de antemano tener buenos ingresos. Por esta razón muchos de los caballeros venían de casas nobles y privilegiadas lo que se tradujo en que sus ejércitos montados consiguieran cierto aire nobiliario y orgulloso.

Como las casas altas e incluso algunos reyes de entonces mantenían a estos ejércitos guerreros, los mismos luchaban por los intereses de estos últimos. Esto trajo consigo que también se vieran obligados a realizar cobranzas y recaudaciones que terminaban frecuentemente en saqueos y abusos de poder.

La intervención de la iglesia

Ordenes de caballería medieval
Ordenes militares de caballeros

La iglesia para frenar el descontrol y desviar el interés conflictivo de estos guerreros, ansiosos por demostrar su valía en combate hacia horizontes más religiosos, crearon instituciones organizadas de caballeros. Con el fin de defender la fe cristiana, luchar contra los injustos y herejes de la época.

A medida que los caballeros se hacían cada vez más famosos y que la iglesia concedía cada vez más actitud solemne a su causa, era mayor la cantidad de personas que querían ser enlistadas como caballeros.

Para evitar que las filas de los caballeros medievales se llenaran de personas incapaces, los caballeros hicieron pruebas de honor y habilidad para poder aceptar miembros. Con el tiempo esto se volvió ritual de iniciación.

La iglesia le asigno valor sagrado a este acto, en el que un caballero después de haber entrenado a un escudero, más joven e inexperto que él, le daba “el espaldarazo” o “la palmada” para recibirlo entre las filas de caballería.

El renombre de la caballería combinado con lo sagrado que volvió la iglesia a su causa, hizo que miles de nobles quisieran unirse a tan alta empresa.

Con el tiempo la caballería y la nobleza terminaron por ser casi la misma cosa, donde era prácticamente necesario ser de origen noble o haber cometido hazañas en el campo de batalla, tan grandes que por derecho de honor se nombrara a alguien caballero.

El código de la caballería

Código del caballero medieval
Código del caballero medieval

Cuando hablamos del código de la caballería medieval nos referimos al conjunto de normas y preceptos morales que regían a los caballeros de antaño.

En resumen, cuando un caballero medieval aceptaba el código de caballería, se comprometía a defender al débil, a ser cortes con todas las mujeres, servir a su rey y ante todo a Dios.

Descubre todo sobre el código medieval justo ¡Aquí!

Aunque no se puede decir que históricamente todos los caballeros cumplieran al pie de la letra este código realmente. Muchos caballeros eran realmente crueles con los campesinos y cometieron barbaridades al saquear terrenos desdichados.

Lo peor es que lo hacían sin repercusión alguna, ya que por lo general alegaban que el código solo servía entre nobles.

Claro que existieron sus excepciones, la clase baja se llevó la peor parte de la caballería.

Juegos de caballería medieval

A finales de la edad media, los caballeros tenían un rol mucho menos bélico, tendían más al romanticismo, al honor y a la generosidad. Al escasear las escaramuzas medievales los guerreros tuvieron que adaptar sus formas de demostrar su valía y su sed de combates.

Es entonces cuando nacen los juegos de caballería medieval, que consistían en torneos en los cuales los caballeros luchaban de distintas formas. Algunas veces luchaban a caballo, derribando a contrincantes con lanzas o en combates a pie. Todo esto para demostrar la valía de sus escudos y las causas por las que peleaban.

A pesar de que este evento ocurría en ocasiones especiales, hasta hoy día se suelen ver practicas mucho más modernas y reglamentadas. Practicas que emulan estos juegos de caballería medieval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *