Balián de Ibelin – Quién fue y su leyenda

Balián de Ibelin

Aun en la actualidad resuenan las hazañas de los caballeros medievales, valientes guerreros que lograron inspirar a generaciones enteras como el cruzado Balián de Ibelin. Este inspirador guardián de la fe era uno de los pocos caballeros que prefería la victoria a través de la paz y la negociación en lugar de la guerra.

Este cabalero medieval era conocido por ser un increíble mediador entre el ejército musulmán al mando de Saladino y los caballeros cristianos alrededor de la región Palestina. Aunque de él no solo resaltaba su capacidad diplomática. Era un excelente guerrero de primera línea y un gran estratega militar.

Conoce más de el en un intenso viaje por la era medieval, llena de aventuras y guerreros prodigio.

¿Quién fue?

Este caballero que nació aprox. en 1144 bajo el religioso manto de Jerusalén. A pesar de ser el menor de 3 herederos, este caballero cruzado se hace con el señorío de del castillo de Ibelin ya que su hermano Balduino lo rechazó. Quedándose este último con Ralma, un imperio más rico y en aquel momento prospero.

Lideró la batalla de Montgisard, en la que se destacó enormemente y recibió no solo el reconocimiento de los habitantes de Jerusalén quienes salieron victoriosos. Pese a que su hermano abandonara la causa un par de años después y se marchara a Antioquia, Balián de Ibelin se quedó luchando en la defensa de Jerusalén.

El punto crítico en su historia llega a raíz de la batalla de Hattin, en la que guía la retaguardia cristina. Lamentablemente la lucha termina en una masacre para los bandos de Jerusalén. Balián es uno de los pocos caballeros que logra escapar de aquella estrepitosa derrota.

A causa de esto los ejércitos cristianos se separan y nuestro caballero se entera de que su familia se encuentra en la ciudad de Jerusalén que es sitiada por Saladino y los musulmanes. Saladino le permite bajo promesa a Balián de Ibelin entrar a la ciudad para rescatar a la familia.

Cuando este entra a la ciudad, los habitantes y los soldados le ruegan que se una y dirija la defensa de la ciudad a lo que nuestro caballero no puede negarse. Manteniéndose firme a su honor, Balián le pide a Saladino que lo haga libre de su promesa y lo deje unirse a sus tropas.

Saladino no solo lo libera de la promesa, si no que deja que su familia se marche. La superioridad de los musulmanes era más que obvia y el sitio de la ciudad era una segura masacre pero aun así se defendieron.

Finalmente cuando las tropas de Saladino entran por fin a la ciudad, comienza un encarnizado combate. Es entonces cuando Balián se dirige ante Saladino para negociar la rendición, luego de un poco de resistencia, el cruzado promete destruir las mezquitas y monumentos de la ciudad.

Como estos eran las estructuras más importantes de toda la religión musulmana y viendo en riesgo a los prisioneros, Saladino acepta y los caballeros abandonan Jerusalén.

Su muerte

Tras ayudar a finalizar la tercera Cruzada, Balián de Ibelin muere de causas naturales en 1193. Dejando a una fuerte y adinerada generación posterior, en el que Balián se hizo nombre común entre los descendientes.

Leyenda

La leyenda de Balián de Ibelin, de cómo evitó una masacre en Jerusalén, dejando ir la tierra que había jurado proteger y de su habilidad como negociador y pacifista lo hicieron objetivo de las leyendas de caballería medieval.

Más allá de eso, la figura de este caballero medieval se ha utilizado incluso en la época moderna en la industria cinematográfica. Aunque bien, la mayoría de estas leyendas no son históricamente muy precisas, es la imagen del héroe lo que prevalece a través de las generaciones y no necesariamente la veracidad de los hechos de los hechos.

Grandes historias se cuentan de los caballeros medievales, grandes las hazañas del Balián de Ibelin, cuyos logros lo convierten en toda una Leyenda de la Edad Media.

Espada

Muchas personas preguntan con frecuencias cual era el nombre de la espada de Balián de Ibelin. Curiosamente este nunca poseyó una espada con nombre. Aunque esto era raro para la época, ya que todos los caballeros de la Edad Media solían tener una.

Puede que la idea de la espada de este famoso cruzado viniera de la famosa película que se inspiró en su personaje (Aunque muy alejado de la historia real). Dicha espada tenía la cruz cristiana de los templarios del siglo XII en el mango. Aunque no hay registros ce que realmente este caballero medieval poseyera tal arma.

Juramento

Cada caballero de la edad media presentaba un juramento que dependía de su procedencia y su afiliación. Balián de Ibelin prestó el juramento de los templarios de Jerusalén. En esta el nombrado caballero recibe la obligación de proteger el pueblo de la tierra sagrada y de dar su vida a las buenas costumbres, la moralidad y a la fe cristiana.

Aunque su Juramento jamás debería ir en contra del prestado por todos los caballeros, de defender al débil y honrar a su pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *